Uncategorizeddescendencia del perro

Los perros son las mascotas preferidos por muchos. Las personas que tienen la suerte de tener un compañero perruno disfrutan de compañía, horas de juegos y diversión, y de todo amor que nuestros amigos peludos con capaces de ofrecer.

Hasta hace relativamente poco, se creía que la domesticación de los perros se produjo cuando los humanos se habían ya especializado en la agricultura, y los lobos se acercaban a las aldeas en busca de restos de comida.

No obstante, estudios recientes mediante el análisis de ADN mitocondrial han demostrado que los primeros perros surgieron en Europa hace más de 18.000 años, a partir de lobos que habrían sido domesticado por los humanos cazadores. 

El perro fue evolucionando en paralelo al hombre, y desde distintos lugares del mundo, fueron surgiendo las razas que conocemos en la actualidad.

Actualmente, la Federación Cinológica Internacional reconoce más de 300 razas distintas de perros. Cada raza tiene unas características distintas que la identifican, y luego están los perros mestizos, que no pertenecen a ninguna raza.

¿Cómo puedo saber la descendencia de mi perro?

Hoy en día, con los avances en genética y en pruebas de ADN para perros, podemos saber más acerca de nuestro amigo peludo.

Existen pruebas genéticas capaces de determinar de qué razas está compuesto nuestro perro, pruebas de ADN para detectar enfermedades genéticas, alergias, tratamientos farmacológicos más adecuados y también aquellas que nos permiten conocer la descendencia del perro.

Con las pruebas de ADN para perros, podemos conocer la descendencia del perro, es decir, podemos hacer una prueba de ADN entre un cachorro y unos supuestos padres para averiguar si existe parentesco entre ellos.

Esta prueba, además de servir para confirmar si un perro es descendiente de otro, es muy popular entre criadores caninos, ya que sirve para el registro oficial de los perros de raza y para el pedigree. Es la única prueba capaz de confirmar la relación de filiación entre dos perros.

Recomendamos que en la prueba participen ambos progenitores, madre y padre, además del cachorro, ya que de esta forma se aumenta la fiabilidad de la prueba.

La prueba de filiación o paternidad canina, se realiza de forma totalmente no invasiva, con hisopos bucales, o también se pueden analizar objetos que el perro haya mordido.

¿Tienes dudas sobre la descendencia de tu perro? Contacta con nosotros, en MyADNlab somos expertos en pruebas de ADN canino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.